ALIMENTOS Y COSMETICOS RINCON NATURAL

Ir al Carro Vaciar

Agenda Nutricional

 

Llevar un estilo de vida saludable no requiere de grandes sacrificios, disfruta de una equilibrada dieta y del deporte al aire libre, los cuales te entregaran la vitalidad necesaria para disfrutar tu día a día.


 

Las Guías Educativas para una vida saludable elaborado por el Ministerio de Salud, contempla 17 mensajes educativos; siete de alimentación, seis de actividad física y cuatro de tabaco. A continuación se presenta un resumen de estas guías, con el objeto de fomentar un estilo de vida saludable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guía Alimentaria

 

1. Consume 3 veces en el día productos lácteos como leche, yogur, quesillo o queso fresco, de preferencia semidescremados o descremados, ya que te ayudarán a tener huesos más sanos. 

Los productos lácteos son una importante fuente de calcio, proteínas de alto valor biológico y vitaminas del complejo B.

 

2. Come al menos 2 platos de verduras y 3 frutas de distintos colores cada día. ¡Sácale partido a la naturaleza y cultiva tu salud! 

La evidencia científica internacional ha demostrado que el bajo consumo de verduras y frutas constituye un factor de riesgo independiente en enfermedades cardiovasculares y cáncer, en nuestro país el consumo promedio es inferior a los 200 g/día, cifra que corresponde a un tercio de los 600 g/día que se recomiendan actualmente.

 

3. Come porotos, garbanzos, lentejas o arvejas al menos 2 veces por semana, en reemplazo de la carne. ¡Disfruta de legumbres ricas y que alimenta!

 

4. Come pescado mínimo 2 veces por semana, cocido, al horno, al vapor o a la plancha 

Además de su importante aporte en proteínas de alto valor biológico, hierro y zinc, el consumo de pescados es irreemplazable para contribuir a cubrir las necesidades de los ácidos grasos del tipo omega 3, en especial el ácido eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA), con importantes funciones en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y el desarrollo del sistema nervioso.

 

5. Prefiere los alimentos con menor contenido de grasas saturadas y colesterol 

El consumo de grasas saturadas, incluyendo las grasas trans, ha sido reconocido como el principal factor de riesgo de hipercolesterolemia, a su vez factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

 

6. Reduce tu consumo habitual de azúcar y sal 

El consumo de sal es más del doble del recomendado (5 g/día) en el país, en especial debido al alto consumo de productos procesados que contienen sal o aditivos con sodio.

 

7. Consume 6 a 8 vasos de agua al día. 

El consumo de agua es fundamental para la mantención del equilibrio hidroelectrolítico de nuestro cuerpo, y sus recomendaciones de consumo incluyen la contenida en infusiones o alimentos líquidos como la leche, sin embargo, es importante advertir, el riesgo en el aporte adicional e innecesario de calorías e hidratos de carbono de absorción rápida cuando es consumida en la forma de bebidas y néctares azucarados, de alto consumo en el país.

 

 

Guía de Actividad Física

 

1. Camina como mínimo 30 minutos diarios

Caminar entrega beneficios el aumento de la utilización de las grasas almacenadas como sustrato energético; el fortalecimiento del sistema respiratorio; el aumento del tono muscular y la disminución del porcentaje de grasa corporal.

 

2. Realiza ejercicios de estiramiento o elongación

Es recomendado realizar al menos 5 minutos de estos ejercicios para mejorar la flexibilidad y movilidad de las articulaciones; fortalecer los ligamentos y tendones y disminuir los riesgos de lesiones laborales por descompensación entre grupos musculares producidos por ciertos trabajos.

 

3. Prefiere recrearte activamente

Con el fin de disminuir el estrés propio de la vida moderna, promueve desarrollar actividad física en adecuadas condiciones físicas y ambientales, de acuerdo a la personalidad e intereses de cada persona, por ejemplo, actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza como paseos, entre otras.

 

4. Realiza pausas activas en el trabajo

Los programas de ejercicio físico planificado dentro de la jornada laboral activan la musculatura y el sistema cardiorrespiratorio, contribuyen a mejorar la capacidad física y disminuyen además la tensión nerviosa y emocional en los trabajadores.

 

5. Realiza ejercicios 30 minutos 3 veces por semana

Recomienda realizar ejercicios sistemáticos con una frecuencia mínima de 3 veces por semana, con el fin de producir los cambios necesarios para mejorar la condición física.

 

6. Adapta la intensidad a tu ritmo personal

La capacidad para realizar trabajos a mayor o menor intensidad depende de la edad, sexo, tipo de ejercicio (resistencia, fuerza o velocidad) y del entrenamiento físico de la persona. Éstas deben adaptar su plan de trabajo a sus propias características, y aumentar la intensidad progresivamente, ya que la capacidad física aumenta con la práctica.

 

 

Fuente: Ministerio de Salud-Chile. Guías Educativas para una vida saludable, guías alimentarias, actividad física y tabaco.


Compra Online

No tienes clave? Registrate.

Olvidaste tu clave?Recordar Clave.


Buscador


Sitios Amigos

Tienda Rincón Natural
Av. Consistorial 2660, Peñalolén-Santiago.
Fono Compra (56 2) 2 9963378
www.rinconnatural.cl

Consultoria Web Desarrollo Web | Posicionamiento Web